27 noviembre 2006

Recuperar la educación para una Pedagogía de España.


No puedo estar más de acuerdo con lo que he leído en este artículo de Carlos Martínez Cava: es necesario iniciar una Pedagogía de España para enseñar a los jóvenes cuáles son los beneficios que el concepto de España reporta, y porqué la defensa de la idea de España es una opción moral.

Tenemos que explicar a los jóvenes que la idea de España no se defiende sólo por cuestiones de sentimiento: la España eterna de la Reconquista, el Imperio español en el que nunca se ponía el sol, etc, etc y bla bla bla. No, no es por eso.
Es porque la idea de España es enriquecedora para todos los españoles. Es porque la caja única de la Seguridad Social hará una Seguridad Social para todos, es porque una distribución solidaria de la riqueza basada en la necesidad de cada región y una gestión racional de los recursos nos permitirá crear más riqueza para todos, etc, etc.

Para ello necesitamos borrar los muchos años de pedagogía del odio y de falsificación de la historia que se ha estado llevando a cabo en algunas Comunidades Autónomas, y para ello es urgente que todos los niños de España estudien la historia común y sepan que lo que nos une a todos es mucho más de lo que nos separa.

Aquí me comprometo a dar mi voto al Partido que incluya la recuperación de las competencias de educación para el Estado Central y las arranque de las manos de quienes las utilizan para labrarse bancos de votos futuros a base de sembrar la discordia entre los españoles.

Tech Tags:

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

pues me parece que ya no son recuperables, porque si empezamos a discutir de eso, ya discutimos de todo, no? ¿Por qué habrá tanto nacionalista, te lo has preguntado? ¿O es que tú no eres nacionalista español?

jueves, 07 diciembre, 2006  
Blogger Diego Rodriguez-Vila said...

No sé porqué no van a ser recuperables. Si PP y PSOE se ponen de acuerdo tienen mayoría de sobra en el Congreso.

Y ya si se ponen, podrían modificar la Ley Electoral para conseguier algo tan democrático como "un hombre, un voto", lo que borraría a los partidos nacionalistas del mapa.

Y no, yo no soy nacionalista español. No defiendo la idea de España desde el sentimiento, sino desde el argumento: creo que habrá más riqueza para todos con una España unida. Y además, mi idea de España no es excluyente, como son todos los nacionalistas.

jueves, 07 diciembre, 2006  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home